La porno nos mata el placer!

He estado pensando mucho al respecto, si escribir o no sobre este tema. Y es que me pone un poco agresiva, triste y desconsolada. Y es que nos están matando el deseo.

Como Mujer, creo que he vivido una vida sexual activa, desde mis inicios comencé a disfrutar de mi cuerpo y de aquello que sentía a través de él. Mi cuerpo fue el primer amante que tuve. Después algunos otros me enseñaron cosas que no me permití conocer antes, por miedo o desinformación.

En algún momento de soledad llegó, en voces bajas, a escondidas y susurros “la tan innombrable pero vista por todos” LA PORNOGRAFIA. Es que hay una época en la vida en donde todos tus amigos la consumen y a ti “no te queda de otra” que al menos ver de qué va todo aquello.

Pues allí me zambullí de boca y ¡sin salvavidas! Sí, sin salvavidas. La pornografía es como el submundo, y para entrar y salir viva necesitas como mínimo un salvavidas. Es el infierno total. Están todos allí sufriendo pero ponen caras de que la pasan rico, sabroso, cara de “satisfacción”.

Para aquellas que aún no se animan a vivir en el mundo paralelo–irreal de la pornografía, las invito a que NO LO HAGAN. Verán hombres, Mujeres, niñas, niños actuando, sin limites, ni respeto del otro. Esto es la educación sexual subliminal que nos da el sistema en el que vivimos, actuación de la mala. Y es que el encuentro sexual REAL es antónimo de ACTUACIÓN.

Y aunque algo nos dice que algo no está bien, vamos por allí actuando en cada encuentro, tratando de ser esa rubia que gime, grita, rasguña y muerde. O el machote que ahorca, le gustan las niñas y que eyacula como si fuera una vaca ordeñada. Que va, eso definitivamente no tiene nada que ver con el acto sexual entre dos seres humanos. Pues si, lamento arruinarles la “idealización” del sexo que nos han vendido.

Hemos confundido la sexualidad con agresividad, acoso, violencia, desamor, sadismo y otras cosas que ni me atrevo a mencionar. La Doctora Flaumenbaum Ginecóloga y especialista en Alquimia Sexual explica, en su libro Mujer deseada, Mujer deseante, que: “la energía sexual puede movilizarse de dos maneras completamente diferentes: en una comunicación real de persona a persona con el compañero que uno haya elegido, o en una comunicación fantasmática donde se necesita un trama personal”.

He conocido varios casos de hombres y Mujeres que construyen ese trama personal a través de la pornografía. Y entonces en el encuentro con el otro se quedan en sí mismo repitiendo en su cabeza el capitulito de Youporn del día anterior a ver si sienten algo, y al final el compañero sirve solo para ser de coprotagonista, aunque nadie se lo dijo.

Y entonces allí comienzan a aparecen las Mujeres frígidas y los hombres impotentes. Y es que para poder sentir hay que estar conectado con el otro, con el cuerpo, y el ser que está enfrente. Ese que está allí es la puerta a la vida. Ser confirmado con el deseo del compañero abre las puertas al goce de dos que se unen en uno, para el goce total.

La sexualidad es la puerta a la vida, a la creatividad, al placer. La energía sexual es una energía tan sagrada y poderosa como la del amor, no hagamos de ella una simple actuación. Eduquémonos y eduquemos a los adolescentes a amar, a entregarse, a sentir y a disfrutar del placer que la entrega y el respeto hacia el otro nos otorgan.

¡Qué vivan las Mujeres libres y felices!

No te olvides de compartir este material con quien desees; eres libre de multiplicarlo, difundirlo y gritarlo a los cuatro vientos.

Para inscribirte en nuestra “lista de contactos” o “newsletter” sólo debes colocar tu nombre y tu correo electrónico en los recuadros de la esquina superior derecha. Luego no olvides confirmar tu suscripción en el correo que te llegará a tu bandeja de entrada o al spam (bandeja de correos no deseados).

«Agradezco a cada una por leerme, y les recuerdo que estos  correos nacen de mi experiencia. Ustedes son libres de hacer lo que sientan y deseen»

Con mucho amor Indira Rodriguez.

Fundadora de Kunda La Vagina.

Comparte el amor

1 comentario en “La porno nos mata el placer!”

  1. Me encanta la educación que brindas a la comunidad mujer…. Hacen falta estos espacios de honestidad para con nosotras mismas… Gracias por estar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *