Cosas Perdidas

Las Mujeres hemos poco a poco olvidado muchas tradiciones y costumbres; nuestra naturaleza y nuestra esencia. A través de los años con la represión de la sociedad patriarcal que insiste en decirnos, quién y cómo somos, nos ha tocado disfrazarnos y a veces hasta convertirnos en algo que no somos.  

Las Mujeres nos hemos visto obligadas a copiar a los hombres para ser aceptadas y poco a poco ir olvidando eso que nos hace MUJER,eso que nos hace diferentes.

“La uniformidad es la muerte; la diversidad es la vida”. Ya desde el 800 el filósofo Ruso Mijail Bakunin había entendido que mientras más diferentes somos más vivos estamos. Y es que las diferencias nos hacen únicos, desde niña quería ser como ellos, prefería jugar con varones y me gustaba siempre ganarles, ser la más fuerte, la más atrevida, la más aventurera; me gustaba demostrarles que aunque era niña yo era todo aquello.

Me costó mucho tiempo entender que no hay nada qué demostrar, porque las Mujeres somos todo aquello por naturaleza, sin necesidad de parecernos a los hombres. Pero en aquel tiempo yo solo había entendido que nos separa algo muy fuerte, algo más fuerte que yo, una voz que me repetía “no te comportes así, tu eres una niña”.

Las Mujeres no tenemos que buscar aceptación, ni cambiar nuestra naturaleza, ni ocultar nuestra esencia.

Y te estarás preguntando ¿A qué se refiere con ocultar quien soy? Te pongo un ejemplo simple, las Mujeres gastamos mucho tiempo, energía y dinero, en ocultar una de las principales características que nos hace Mujer. Ocultamos la menstruación ¿Otro ejemplo? Ocultamos nuestra Vagina ¿Tienes ganas de leer más? Ocultamos también nuestro conocido Síndrome Premenstrual. Y te cuento que podría quedarme horas escribiendo cosas que ocultamos, pero este correo sería muy largo y no terminarías de leerlo.

 Hoy te quiero compartir algunas tradiciones que las Mujeres practicaban en el pasado y con el pasar de los tiempos hemos perdido. Con esta manía de parecernos a los hombres nos hemos olvidado de las practicas que realizaban nuestras abuelas. En realidad no creo que nuestras abuelas, sino las abuelas de las abuelas de las abuelas.

Son practicas sencillas, como tejer, trenzarse el cabello, observar la luna y sembrar la menstruación. Son regalos que nos ayudan de alguna manera a colocar de nuevo nuestras raíces en la tierra y permitirles que crezcan con naturalidad.

Te comparto algunos links para que puedas profundizar e informarte acerca de algunas tradiciones que se han perdido. Son prácticas que puedes realizar sola, con tu hija o con amigas.

Cuando estés triste, trénzate el pelo.

Usar falda nos recuerda la gran conexión que tenemos con la madre tierra como Mujeres.

Entender el ciclo lunar es entender el ciclo femenino.

Siembro mi menstruación y regreso a la tierra. 

Tejer nos hace bien.

Poco a poco ve descubriendo a la Mujer que hay en ti. Puede que no te sientas cómoda haciendo estas cosas o tal vez no todas te gusten, pero inténtalo y descubre qué hay en tu interior. Investigando y profundizando en el tema conseguirás algunas otras practicas, rituales o actividades que te ayuden a conectar con tu divino femenino.

Anímate a re-descubrir la DIVINIDAD FEMENINA que habita en ti.

Y recuerda ser Mujer es mucho más de lo que nos han enseñado.

¡Qué vivan las Mujeres libres y felices!

No te olvides de compartir este material con quien desees; eres libre de multiplicarlo, difundirlo y gritarlo a los cuatro vientos. 

 

Con mucho amor.

Indira Rodríguez.

Fundadora de Kunda La Vagina.

 

 

Comparte el amor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.