La autocrítica no te hace más femenina!

Dejémonos de bobadas y comencemos a aceptar que somos divinas y sencillamente únicas.

Tenemos la manía de hacernos las “tontas” o las muy “buenas” cuando recibimos un cumplido. Escucho a menudo a muchas Mujeres decir cosas como: “Gracias, me ves tan linda porque me ves con los ojos del amor”. Que amor ni que nada, ¡estarías preciosa aunque no te amara!

Los complejos no te harán más buena, créeme lo he intentado por mucho tiempo y no da resultado, no estamos aquí para ganar el premio de la más “humilde”. Cuando te lo dicen, créetelo, estás ¡DIVINA!

Acostumbro a decir cosas positivas a las Mujeres que conozco, porque me encanta escuchar todas las increíbles respuestas que se inventan para no aceptar lo positivo en ellas. Además es un buen trabajo para mí, porque yo también lo hago a menudo.

Y entonces comienzo:

(yo): “hueles rico”,

(ella): “qué raro porque no me he puesto perfume”;

(yo): “qué voz tan linda tienes”,

(ella): “¿te parece?, que raro, hoy estoy ronca;

(yo): “qué bien bailas”,

(ella): “para nada, tengo dos pies izquierdos”;

(yo): “te sientan muy bien esos kilos, ¡te ves saludable!”,

(ella): “¿te refieres a la celulitis en las piernas?”;

(yo): “Mujer, qué culazo”,

(ella): “por Dios, ¡es enorme!”.

Y aquí les comparto mi preferida de todas: “estás radiante” y ella me responde “¿tú crees?”. Yo insisto para confirmar: “sí, te ves muy bien, además ese vestido te luce” y ella me dice “¿te parece? Yo no me siento tan cómoda en él, voy a cambiarme».

Estamos a tiempo de disfrutar todos esos halagos amorosos y de aceptar lo positivo en nosotras.

Y puedes practicar con respuestas como éstas:

“hueles rico”; “muchas gracias, huelo rico ¡naturalmente!”

“qué voz tan linda tienes”; “sí gracias, todos me dicen que tengo una voz angelical, la heredé de mi abuela”.

“qué bien bailas”; “gracias, bailo desde muy pequeña, me encanta mover el cuerpo”.

“te sientan muy bien esos kilos, ¡te ves saludable!; “sí, estoy muy feliz con esta figura”.

“Mujer, qué culazo”; “gracias, trabajo en él todos los días, subo y bajo escaleras”.

Hoy mírate al espejo y échate un balde de halagos.

¡Qué vivan las Mujeres libres y felices!

No te olvides de compartir este material con quien desees; eres libre de multiplicarlo, difundirlo y gritarlo a los cuatro vientos.

Para inscribirte en nuestra “lista de contactos” o “newsletter” sólo debes colocar tu nombre y tu correo electrónico en los recuadros de la esquina superior derecha. Luego no olvides confirmar tu suscripción en el correo que te llegará a tu bandeja de entrada o al spam (bandeja de correos no deseados).

“Agradezco a cada una por leerme, y les recuerdo que estos  correos nacen de mi experiencia. Ustedes son libres de hacer lo que sientan y deseen”

Con mucho amor Indira Rodriguez.

Fundadora de Kunda La Vagina.

Comparte el amor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *